British Home Guard: La Milicia Local Británica

En 1940, los británicos veían inevitable la invasión de la isla por parte de los nazis, por lo que armaron con rapidez a la Milicia Local, hombres que abandonaron su vida civil para defender los cielos y las costas del Reino Unido. Desde el comienzo de la Batalla de Inglaterra, los ciudadanos británicos aptos para el servicio militar, se prestaron voluntarios a la defensa de su país. En numerosos casos, hombres veteranos de la I Guerra Mundial de casi setenta años trabajaban codo con codo con jóvenes de dieciséis. Este amplio rango de edades bautizó popularmente a la Home Guard, la Milicia Local, como el ” Dad’s Army” o Ejército de Papá.

Dad's Army. (from r-l) Clive Dunn, James Beck, John Le Mesurier, Arthur Lowe, John Laurie, Ian Lavender and Arnold Ridley.

El Ejército de Papá, o Dad’s Army

Ya en 1939, Winston Churchill quiso formar a la Milicia Local previamente al inicio de las hostilidades, pero el gobierno del entonces primer ministro Neville Chamberlain no escuchó sus advertencias. Sin embargo en mayo de 1940, cuando fue nombrado primer ministro, se inició la campaña de reclutamiento. En junio la Home Guard, primero conocida como “Local Defence Volunteers” ya contaba con 1.5000.000 hombres.

Al principio, esta variopinta mezcla de hombres sin instrucción ofrecía una imagen un tanto cómica, no fueron armados con armas propiamente dichas y éstos se equipaban con armas de fabricación casera; hay testimonios de arcos y flechas o palos de golf con un cuchillo de cocina a modo de bayoneta. Esto era debido a la rapidez con la que fue creada la Home Guard, pero con el transcurso de la guerra y a pesar de la amenaza de los U-boats alemanes, El Reino Unido fue abastecido de suministros, armamento y municiones gracias al programa de Préstamo y Arriendo o el Lend-Lease, con el que los EEUU apoyaba a las potencias aliadas.

Los hombres de la Milicia Local luchaban con entusiasmo, pero a veces este entusiasmo se volvía en contra de sus compatriotas. Especialmente destacado es el caso de James Nicholson, piloto de la RAF, quien el 16 de agosto de 1940 entabló combate con un cazabombardero bimotor Messerschmitt Bf 110 cerca la ciudad portuaria de Southampton, en el sur de Inglaterra.

El aparato de Nicholson, el afamado caza Hawker Hurricane, uno de los más utilizados por la RAF junto con el Supermarine Spitfire, fue alcanzado por las ametralladoras del avión de la Luftwaffe. Con la cabina en llamas y alcanzado en un pié, siguió en su puesto hasta derribar el bombardero nazi demostrando auténtica determinación. Fue entonces cuando habiendo sufrido graves quemaduras y con impactos de bala, saltó en su paracaídas.

En los comienzos de la Segunda Guerra Mundial, la Milicia Local creía que todo aquel que caída del cielo en paracaídas era alemán, así que siguiendo este principio, los hombres de la guarnición de Southampton abrieron fuego contra el malherido piloto, que en su furor combatiente ignoraron los gritos de Nicholson que se identificó como piloto de la RAF al llegar al suelo gravemente herido.

Sobrevivió a las heridas del enemigo y las que sus propios compatriotas le infligieron, por ello fue condecorado con la Cruz de la Victoria, la mayor condecoración al valor del Ejército Británico, convirtiéndose en el único piloto de caza en recibirla. James Nicholson falleció el 2 de mayo de 1945 cuando el bombardero pesado B-24 Liberator en el que volaba fue derribado en la Bahía de Bengala.

Anuncios

One thought on “British Home Guard: La Milicia Local Británica

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s