Monumento a los caídos del 76 Regimiento de Infantería

El memorial levantado en Hamburgo en honor al regimiento laureado con la Cruz al Mérito de las ciudades Hanseáticas, es el vestigio arquitectónico del período nazi en Alemania.La imponente arquitectura nazi era parte integral de los planesde Hitler para crear el renacimiento cultural y espiritual del III Reich.

Memorial 76 Regimiento de Infantería, Hamburgo

Memorial 76 Regimiento de Infantería, Hamburgo

Deutschland muss leben, und wenn wir sterben müssen.” Reza la inscripción del imponente bloque que honra a los caídos del 76 Regimiento de Infantería. Bajo este lema, “Alemania debe sobrevivir, aunque nosotros muramos”, los hombres de este Regimiento dieron su vida durante la Guerra Franco-Prusiana (1870-71) y la Primera Guerra Mundial (1914-1918) . Condecorados con la Cruz al Mérito de la ciudad Hanseática de Hamburgo el 10 de septiembre de 1915, su figura fue utilizada por Adolf Hitler para construir un memorial en recuerdo del esfuerzo bélico del Imperio Alemán. La cruz tenía grabadas las palabras “Für Verdienst Im Kriege 1914“, “Al valor en guerra 1914”.

El proyecto del escultor Richard Kuöhl fue aprobado tras un concurso celebrado en 1934 para arquitectos y escultores alemanes de demostrada herencia aria. Durante los años 1920 y 1930, Kuöhl trabajó en terracota, piedra y cerámica desarrollando una Baukeramik a prueba de agua. Su trabajo se incorporó en muchos edificios, puentes y monumentos en Hamburgo y otras ciudades del norte de Alemania. El monumento es de estilo claramente fascista, representa un relieve de siniestras columnas de soldados uniformados y las armados para la batalla.

Aunque seguramente Hitler lo ignoraba entonces, este monumental bloque, iba a servir como memorial a los caídos por Alemania en la Segunda Guerra Mundial, siendo incorporada una placa con la inscripción “En honor de los caídos y los camaradas perdidos 1939-1945, 225ª. División de Infantería”. Aunque desde 1945 se ha demandado la retirada del monumento, ya que glorifica la muerte heroica en nombre del militarismo alemán, destruir este monumento no era fácil. Después de todo, no honraba al nazismo, sino a los soldados que pagaron con sus vidas las aventuras militares anteriores a la llegada de Hitler al poder.

Sin embargo, en 1985 el gobierno alemán bajo la recomendación de la Comisión de Arte de Hamburgo, decidió conservarlo pero agregando algunos elementos diseñados por el escultor checo Alfred Hrdlicka para convertir el lugar en un memorial en contra de la guerra. Así, junto al ya nombrado Monumento a los caídos del 76 Regimiento de Infantería, yace el contramonumento de Hrdlicka en contra de la guerra y el fascismo.

Cerca de la estación de tren de Dammtor reposa este bloque levantado en honor de la guerra, que sirve hoy diariamente la los estudiantes de la próxima Universidad de Hamburgo, como triste recordatorio de la locura de los hombres.

Manuel Moncada

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s