Camiones soviéticos atraviesan el Lago Ladoga para abastecer Leningrado. Durante los 900 días de asedio alemán sobre la ciudad, la única vía de abastecimiento fue un camino a través del lago congelado. Esta senda, conocida como “Camino de la Vida”, permitió llevar suministros a Leningrado y evacuar a más de un millón de civiles.

Lago Ládoga, Leningrado (1941)
Lago Ládoga, Leningrado (1941)

Anuncios