La venganza de Hitler

 

En una soleada mañana de septiembre de 1944, los cielos despejados permitían una vista perfecta del otro lado del Canal de la Mancha, la Europa ocupada por Hitler. Fue entonces cuando según testigos presenciales, tres pequeñas estelas se elevaron sobre el horizonte continental.

Wernher von Braun, el hombre que más tarde pondría al hombre en la Luna al servicio de los EEUU, fue el padre de la bomba volante V2, el cohete que sentó las bases de los futuros misiles balísticos intercontinentales.

Lanzadas desde rampas móviles de lanzamiento, cada V2 medía 14 metros de largo y portaba una tonelada de explosivos. El primer ataque sobre Londres fue el 8 de septiembre de 1944.

Sin ningún tipo de aviso, un enorme estruendo seguía al impacto de estos artefactos, que al viajar a velocidades supersónicas, no producían ningún ruido de aproximación. Así, luego de oírse la ensordecedora explosión, llegaban largos estrépitos que se apagaban, igual que los truenos.

Tras despejarse la polvareda dejada por el cohete, se descubre un cráter de impacto de 10 metros de diámetro además de provocar tres víctimas mortales y 22 heridos.
Más de 1300 V2 fueron lanzadas sobre Inglaterra, pero también bombardearon Bélgica y Francia a medida que los Aliados avanzaban hacia el corazón del Reich. Se estima que casi 3000 personas fueron víctimas de las V2 en solamente en Inglaterra.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s